lunes, 27 de septiembre de 2010

Ella

Yo no puedo, disculpáme. Describírtela sería una perdida de tiempo, un despilfarro sin sentido; porque debería usar adjetivos que califiquen su persona y eso es complicado. Porque si te la describo como yo la veo (muy subjetivamente) de modos todos me vas a pedir ejemplos. Así que si te sirve, te la explico con ejemplos.

Un día me trajo un bonsái de regalo y yo no sabía que cara poner pero me reí y le di un beso. Yo en ese entonces estaba complicado; había terminado una relación que me había partido la cabeza en cien pedazos y ella no preguntaba nada y yo necesitaba que pregunte. Ella reía, reía y reía.

Siempre me sorprendía con detalles que nunca nadie antes había usado para sorprender. Otro día llego con un hámster  y me dijo “feliz cumpleaños”. Y ese día no era mi cumpleaños y cuando se lo dije me respondió con un “ya lo sé” y no di vueltas sobre el asunto y acepté en condición de jefe-subordinado.

Tal vez si te digo esto, cuando digo que es “rara”; “especial” me puedas entender.

Yo te la regalo ahora, te la cedo...pero que no te sorprenda. Ya está, ya te di ejemplos. No dejes que te enloquezca.

Y cuando la conozcas te va a pasar lo mismo que a mí. Te va a parecer irrisoria pero fundamental; va a llegar tarde a todos lados y va a bajar de cualquier transporte público con una sonrisa de oreja a oreja y va a ser imposible e innecesario que te enojes porque con la sonrisa que te regala te alegra todo el día.

Ah! Una vez me regalo un cenicero enorme con cara de cocodrilo; sabiendo que odio los animales y que encima no fumo.

4 comentarios:

  1. jajaja! Que personaje has descrito! Muy buen post!

    ResponderEliminar
  2. Alguien que te alegra todo el día tiene perdonado casi todo

    ResponderEliminar
  3. ella, si bien es ella, podria bien ser cualquier cosa con la que me resultaria imposible vivir sin ella.
    me gusto mucho
    un beso cabrona

    ResponderEliminar